Cuando se trata de seducir cabe destacar que hay muchos por hacer, no hay una regla escrita de lo que funciona para llamar la atención de la persona que sin hacer mucho esfuerzo causo una buena impresión en nosotros, pues estamos hechos para juntarnos y hay que aprovechar todas las etapas de la vida para vivirlas como se quiere y como realmente se debe. En estos tiempos vemos que todo es moderno y actual, es decir, nos damos cuenta de que las chicas hacen todo lo que les gusta al igual que los hombres, ambos sexos compiten para tener su superación profesional, para tener sus alegrías y vivir su vida como mejor les parece, sin que estigmas sociales o imposiciones surjan y les echen a perder todo lo que sueñan y lo que quieren. Cabe destacar que en el caso de la sexualidad, las mujeres siempre han sido un poco más recatadas que los hombres, ellos siempre han sido más abiertos para expresar sus anhelos, de hecho tienen fama de ser muy calientes, de ir por la calle y echar piropos sin cesar, de echar miradas porque se deslumbran ante tanta belleza.

Por eso es que a la hora de las conquistas, hay muchas maneras de causar la mejor impresión, es decir hay encuentros sexuales que se dan por las miradas seductoras, generalmente en los establecimientos nocturnos son las chicas las que usan sus gestos y ese lenguaje corporal para enviar las señales a los hombres de que tienen oportunidades con ellas, evidentemente las miradas fijas y las miradas cortas pero intermitentes suelen ser claves que los chicos no dejan pasar, porque esa es la mejor demostración de que las féminas quieren algo más, de que quieren disfrutar al máximo.

Y las situaciones son similares en la mayoría de los casos, las chicas se sientan en una barra luciendo su belleza y su sensualidad, debido a que la sensualidad no solo está basado en un buen cuerpo sino que está ligado a las actitudes, entonces bien las féminas se sientan en la barra a mirar a a su alrededor, y cuando un hombre les gusta, les guiñan con los ojos, les miran y si son bastante abiertas de mente hasta les sonríen, eso es vital para que un hombre se acerque, porque esa es la señal de que desea pasar un buen rato y luego de esas miradas lo que quedan son las conversaciones y que se forme la química entre ambos.

5 / 5 stars     

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here